Make your own free website on Tripod.com

22 de julio de 2001
Breve ideario de Eduardo Palomo

Hollywood y el éxito

"Si yo hago en Los Angeles, el esfuerzo correcto, con la gente correcta, con el movimiento adecuado y en la forma como este mercado del cine me lo exige, voy a poder alcanzar las metas que me puse cuando decidí venir aquí. Lo que no puedo hacer es venir a poner mis condiciones y tratar de hacer las cosas como a mí se me pegue la gana".

Peligros que trae la popularidad

"Cuando se llega a tener éxito, muchas veces es bastante difícil tratar de mantener controlado el ego. El éxito produce un sentimiento de poder que te hace creer que puedes hacer cualquier cosa con sólo desearlo. Yo me imagino lo que deben sentir los políticos cuando están en la cima de la popularidad".

"Pero el éxito es una energía que también puede ser muy destructiva. Por eso hay que tratar de hacer con él cosas positivas para la gente, es decir, darle al público un poco de esa misma energía que ellos te dieron al volverte famoso y popular".

"La fama es una sensación volcánica que destruye a quienes no saben manejarla. Yo creo que todos hemos visto a muchos artistas que se han subido a esa ola y ya nunca pudieron bajarse de ella. Y andan por ahí, por el mundo, loquitos de éxito".

"Como la celebridad nunca es permanente, quienes no se dan cuenta de ello corren el peligro de empezar a vivir una vida de llena de mentiras. Es que cuando ya has dejado de ser popular te cuesta mucho aceptarlo".

"Entonces lo que haces es pretender que todo está bien, que todo sigue igual, y obligas a la gente que te conoce a que te trate como si nada hubiera pasado. Te compras la mejor ropa, el mejor carro y quieres asistir a las mejores fiestas y quieres tener contigo a las mujeres más sexuales y exuberantes".

"Pero nada es cierto. Cuando se llega a un punto como ese, la verdad es que el estrellato se ha convertido en algo muy patético y amargo".

Espejismos televisivos

"El reconocimiento que puede llegar a darle la televisión a un actor o una actriz es tan inmediato e instantáneo que no te da tiempo de asimilarlo y acostumbrarte a lo que está pasando".

"Te llega todo tan rápido, así tan de `madrazo', que de la noche a la mañana te conviertes en super star de la pantalla chica. Lo malo que tiene esa situación es que no te permite entender lo que ha sucedido, ni el impacto y la importancia social que tiene tu presencia entre la gente".

"Porque aunque uno no lo quiera, la gente que te ve en la televisión empieza a tomarte como un modelo y un ejemplo de comportamiento. Y uno debe ser lo suficiente humilde como para no perder nunca de vista eso".